miércoles, 27 de noviembre de 2013

Corregir la nariz, con luces y sombras





La nariz se perfila usando varias técnicas de maquillaje, donde las luces y las sombras juegan un papel principal. Sigue estas recomendaciones para afinar una nariz ancha ¡como toda una profesional!

PASO A PASO
1. Reconoce tu nariz. Las narices anchas generalmente son grandes y gruesas hacia los lados. Para estilizarla, debes enfocarte en ambos laterales.

2. Memoriza la regla: los tonos claros dan volumen mientras que los oscuros adelgazan y aportan profundidad. ¡Justo como en la ropa!

3. Maquíllate como de costumbre, utilizando una base del mismo tono de tu piel. Asegúrate de cubrir las esquinas de la nariz, donde los puntos negros suelen estar presentes.

4. Comienza a perfilar trazando una línea vertical en cada extremo de la nariz. Esto puedes hacerlo con un corrector o base un poco más oscura y un pincel fino. Las líneas deberán empezar desde la punta de la ceja hasta las aletas nasales (costados del tabique).

5. Agrégale luz a tu nariz para desviar la atención de los laterales. ¿Cómo lo haces? Con un corrector o base más clara, dibuja una línea recta desde el entrecejo hasta la punta de la nariz (a lo largo del tabique).

6. ¡Menos es más! Usa poquísimas cantidades de maquillaje para hacer las correcciones y ve aplicandolas gradualmente.

7. Difumina. Quizás, el paso más importante. Utiliza una brocha limpia. La idea es difuminar las “luces y sombras” hasta que no puedas ver trazos definidos. No olvides que buscas borrar cualquier línea pesada, no mezclar ambos tonos.
8. Toques finales. Si lo deseas, puedes aplicar una base de maquillaje fluida y de cobertura ligera en la nariz, con el fin de “matizar” el trabajo correctivo.

MI CONSEJO
Sustituye los correctores por sombras marrón mate –los polvos son más fáciles de difuminar. Para iluminar, opta por sombras hueso iridiscente.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Iluminador ¡SIII!




 

El rostro es el reflejo de todo. Por eso siempre queremos estar perfectas, aunque no todos los días lo conseguimos.
Para esos momentos, el mejor aliado es el iluminador, un producto que quizá no hayas utilizado aún pero que es la herramienta más útil de muchos maquilladores. Te desvelamos algunos trucos de maquillaje que debes saber para obtener un rostro lleno de vitalidad.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el iluminador sirve para dar un toque de luz una vez puesto el maquillaje. En ningún caso corrige imperfecciones como pequeños granitos sino que se trata de un producto complementario.

¿Dónde aplicarlo?
Aplícalo en la zona que quieras resaltar como la frente, el arco de la ceja, las aletas de la nariz y la barbilla. De esta forma resaltarás y atraerás la luz.
¿Cuál elijo y cómo lo aplico?
- Iluminador en crema: perfecto para destacar las zonas más amplias del rostro como las mejillas, la frente o la barbilla. También puedes utilizarlo en cuello y escote.
- Iluminador en lápiz: son los mejores para resaltar la zona de los ojos. Son los que yo recomiendo, yo tengo el de Mary Kay y es increible. (Si quieres más info escríbeme)
- Iluminador en gel: puedes aplicarlo en cualquier zona del rostro pero mucho mejor si lo haces con un pincel o una pequeña brocha.
- Iluminador en barra: es perfecto para los labios.

Es muy importante utilizar un iluminador muy similar al tono de la piel para no obtener un resultado muy exagerado y llamativo ya que lo que pretendemos es que quede natural.

Utiliza el iluminador para modificar pequeños aspectos del rostro.
- Si quieres quitar volumen a los pómulos aplícalo desde la línea de los labios hasta el lóbulo de la oreja.
- Corrige la forma de tu nariz y evita las sombras aplicándolo sobre las aletas.
- Para agrandar la mirada difumínalo por el arco de la ceja.
- ¿Tienes los ojos demasiado juntos? Aplícalo sobre el entrecejo.
- Quieres iluminar tu mirada, aplica un poco de iluminador en el lagrimal.

Con estos trucos de maquillaje conseguirás devolver la luz a la mirada y al rostro.

Espero que os haya gustado princesas!!